Turismo cultural comunitario

Comunidad social

Turismo cultural comunitario

Tabla de contenidos

Introducción

El turismo cultural comunitario es una tipología turística que está alcanzando un gran protagonismo entre los viajeros del siglo XXI. Este se debe al papel activo que asume la comunidad en la elaboración de productos, servicios y experiencias turísticas.

Esta modalidad turística se sustentan en la convivencia del visitante con la población anfitriona y en el respeto a la cultura popular tradicional, al patrimonio y a la identidad cultural de la comunidad receptora.

En este artículo se fundamenta porque a través de este modelo de desarrollo turístico se puede alcanzar la sostenibilidad económico, cultural y medioambiental del territorio.

Artesanía tradicional

Turismo comunitario

Cualquier acercamiento al concepto de turismo comunitario debe considerar los términos turismo y comunidad.

El concepto de turismo

La industria turística ha experimentado un incremento significativo en las últimas décadas, convirtiéndose en uno de los sectores económicos de más rápido crecimiento en todo el mundo.

Este crecimiento se debe en gran medida a factores como la globalización, la mejora de los sistemas de transporte, la reducción de los costos de viaje, el surgimiento de nuevos destinos turísticos y el incremento de la competitividad entre ellos. Este hecho ha dado lugar al surgimiento de nuevas tipologías turísticas.

El turismo también ha tenido un impacto significativo en la economía mundial, ya que es una fuente importante de empleo, ingresos y desarrollo económico en una gran cantidad de países.

Esta industria que se ha convertido en uno de los motores  del progreso socioeconómico a nivel internacional. Por ello, es esencial reflexionar sobre algunos conceptos relacionados con la misma.

La Organización Mundial del Turismo (OMT, 2008), señala que el turismo es un fenómeno social, cultural y económico relacionado con el movimiento de las personas a lugares que se encuentran fuera de su lugar de residencia habitual, normalmente por motivos de ocio.

 A partir de esta definición se puede concluir que el turismo tiene relación con el desarrollo en tres dimensiones esenciales: Social, cultural y económica.

El investigador Óscar de la Torre Padilla (De la Torre Padilla, 1980), señala que el turismo es un fenómeno social que consiste en el desplazamiento voluntario y temporal de individuos o grupos de personas que, fundamentalmente por motivos de recreación, descanso, cultura o salud, se trasladan de su lugar de residencia habitual a otro, en el que no ejercen ninguna actividad lucrativa ni remunerada, generando múltiples interrelaciones de importancia social, económica y cultural.

De las definiciones anteriores, se pueden extraer algunas conclusiones generales que caracterizan al turismo:

  1. El turismo es un fenómeno social que favorece el desarrollo de las relaciones humanas, facilita la socialización de conocimientos, el intercambio de experiencias y de información.
  2. Genera múltiples interrelaciones de importancia social, económica y cultural.
  3. La motivación del viaje obedece a diversas razones, entre las que destacan la recreación, el ocio, el estudio, la cultura, el deporte, la religión, la salud, etc.
  4. La elección del destino y el desplazamiento son voluntarios.
  5. Implica salir del espacio de residencia habitual, desplazarse y viajar, lo cual significa que no es posible hacer turismo en el lugar en donde uno vive o trabaja.
  6. Hay que regresar al sitio de residencia habitual y en ese sentido el turismo es un viaje de ida y vuelta.
  7. Las actividades que se realizan por turismo en el destino elegido no pueden ser lucrativas ni remuneradas.

¿Qué se entiende por comunidad?

Los expertos han llegado a un consenso sobre el concepto de comunidad y los elementos fundamentales que la integran.

Entre los investigadores que abordan el tema destaca Natalio Kisnerman (Kisnerman,1999), considera que el concepto de comunidad proviene del latín communis, que significa hombres conviviendo juntos en un espacio, compartiendo algo, convivencia, comunicación, unidad. Por lo tanto, podemos en principio decir que es un sistema de relaciones sociales en un espacio definido, integrado en base a intereses y necesidades compartidas.

En su definición, el autor reconoce que la comunidad es un complejo de relaciones sociales que se desarrollan en un espacio concreto y que se integra en función de necesidades e intereses que les son comunes y en ese sentido son compartidas por sus miembros.

En igual dirección Ezequiel Ander Egg (citado por Terry, 2011), destaca que la expresión comunidad sirve para designar a una agrupación organizada de personas que se perciben como unidad social cuyos miembros participan de algún rasgo, interés, elemento, objetivo o función común, con conciencia de pertenencia, situados en una determinada área geográfica en la cual la pluralidad de personas interacciona más intensamente entre sí que en otro contexto.

En su análisis el autor introduce el elemento “conciencia de pertenencia” que es uno factores que contribuye al fortalecimiento de los sentimientos de arraigo y pertenencia de la población a la comunidad y favorece la consolidación de la identidad cultural local.

Por su parte María Teresa Caballero (Caballero, 2004) considera que la comunidad es un agrupamiento de personas concebido como unidad social, cuyos miembros participan de algún rasgo común (intereses, objetivos, funciones), con sentido de pertenencia, situado en determinada área geográfica, en la cual la pluralidad de personas interactúa intensamente entre sí e influye de forma activa o pasiva en la transformación material y espiritual de su entorno.

Las reflexiones realizadas sobre el concepto de comunidad indican que esta se estructura a partir de los siguientes factores: población, territorio, sentimiento de pertenencia y recursos.

Turismo cultural comunitario

¿Qué es el turismo comunitario?

El turismo comunitario tuvo su origen en las comunidades rurales como respuesta a los problemas económicos sociales y culturales que enfrentaban. Es un modelo de desarrollo alternativo enfocado a evitar el desempleo y la pobreza.

Desde esta perspectiva se puede concluir que el turismo comunitario surge, América Latina, como una respuesta de los miembros de la comunidad a los problemas económicos, sociales, culturales y medioambientales a los que se enfrentaban.

Existe un abundante cuerpo teórico sobre el turismo comunitario.

El Fondo Mundial Para la Naturaleza (citado por Orgaz, 2013) destaca que el turismo comunitario es aquel tipo de turismo en el que la comunidad local tiene un control sustancial de, y participa en, su desarrollo y manejo, y una importante proporción de los beneficios se quedan en la comunidad.

En el mismo sentido la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) (citado por  Cardona, M., y Burgos, 2015), define el turismo comunitario como una estrategia local de aprovechamiento de ventajas comparativas en condiciones complejas desde lo social, económico, ambiental y cultural, que con unas mínimas oportunidades y capacidades pueden transformar su realidad o entorno en oportunidades competitivas para las comunidades involucradas, otorgando así soluciones prácticas a problemas complejos como la paz y el desarrollo.

En su definición, la CEPAL reconoce el turismo comunitario como una alternativa de innovación social que garantiza el aprovechamiento de los recursos endógenos de manera eficiente para generar riqueza para el territorio.

El investigador Carlos Maldonado (Maldonado, 2005) destaca que el turismo comunitario es toda forma de organización empresarial sustentada en la propiedad y la autogestión de los recursos patrimoniales comunitarios, con arreglo a prácticas democráticas y solidarias en el trabajo y en la distribución de los beneficios generados por la prestación de servicios turísticos, con miras a fomentar encuentros interculturales de calidad con los visitantes.

La definición está enfocada hacia un turismo comunitario orientado hacia el patrimonio y la cultura, condicionado por un cambio en el perfil de los turistas que demandan productos y servicios sustentados en la cultura el patrimonio y las costumbres locales.

Sobre la base de las ideas expuestas se puede concluir que el turismo comunitario se plantea como una alternativa al turismo tradicional. Este tiene  como objetivo satisfacer la demanda de los visitantes garantizándole una excelente experiencia de viaje.

 En este modelo de desarrollo turístico los productos y servicios se diseñan a partir del respeto a la cultura de la población anfitriona y a la identidad y patrimonio local.

La afirmación anterior permite hablar del turismo cultural comunitario como una tipología dentro del turismo comunitario.

Turismo cultural comunitario

El turismo cultural comunitario es una tipología dentro del turismo comunitario que se caracteriza por el liderazgo de la comunidad en la propuesta y gestión de productos turísticos endógenos con el objetivo de que los visitantes puedan tener una buena experiencia turística a partir de la convivencia con la población anfitriona y el disfruta, in situ, de la cultura y el patrimonio local.

El componente cultural en el turismo comunitario

Toda comunidad grande o pequeña, tradicionalista o moderna, urbana o rural posee una cultura que la identifica y al mismo tiempo la diferencia de otras comunidades. La cultura es un elemento diferenciador que le aporta valor añadido a la comunidad que se dedica al turismo comunitario y la hace más competitiva.

La cultura ha señalado la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, 1982), puede considerarse actualmente como el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o un grupo social. Ella engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales al ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias.

Las comunidades rurales, en países en vías de desarrollo, son portadoras de una sólida cultura ancestral, heredada de generación en generación. Recurren a ella por considerarla como uno de los ejes transversales que garantiza la cohesión social y la preservación de los recursos endógenos  que contribuyen a la creación de riqueza.

Desde esta perspectiva la cultura desempeña una función esencial en la definición del modelo de turismo comunitario que se quiera poner en valor en un territorio, entre otras, por las razones siguientes:

  • Contribuye a la cohesión social, territorial y es un factor de crecimiento económico, de vida intelectual, afectiva y espiritual.
  • Favorece la creación y consolidación de identidad cultural y fortalece el arraigo de la población al territorio.
  • Promueve la participación social en los procesos de desarrollo y es un elemento que favorece el reconocimiento de la diversidad cultural y la tolerancia.
  • Contribuye al desarrollo de competencias sociales y ciudadanas como la responsabilidad, la cooperación y la solidaridad.

Consideraciones finales

El uso correcto del turismo cultural comunitario garantiza que la comunidad se convierta en un destino sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental.

Es un modelo de desarrollo turístico que promueve la autenticidad de la cultura, el respeto a las costumbres, tradiciones y creencias locales.

Garantiza la convivencia de los anfitriones con los visitantes, facilitándole a este último vivir una excelente experiencia turística.

Si este artículo te ha sido de utilidad coméntalo y compártelo.

Bibliografía

Caballero Rivacoba, M. T. (2004). El trabajo comunitario: alternativa cubana para el desarrollo social. Camagüey: Editorial Ácana.

Cardona Prieto, M., y Burgos Doria, R. (2015). El turismo comunitario en Colombia: iniciativa de desarrollo local y estrategia de empoderamiento. Administración y Desarrollo, 45, 129-141.

De Cuéllar, J. P., & García, A. N., V. (2018). Nuestra diversidad creativa. Informe de la comisión mundial de cultura y desarrollo. UNESCO. http://biblioteca.udgvirtual.udg.mx:8080/jspui/handle/123456789/1062

Kisnerman, N. (1999). Teoría y práctica del trabajo social. Buenos Aires: Editorial Lumen Hvmanitas.

Maldonado, C. (2005). Pautas metodológicas para el Análisis de experiencias de turismo comunitario. International Labour Office. Recuperado de http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:LviPwUoKFv0J:oit.org/wcmsp5/groups/public/—ed_emp/—emp_ent/—ifp_seed/documents/publication/wcms_117525.pdf+&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=es

 OMT. (2008). Glosario de términos de turismo. unwto. Recuperado 16 de octubre de 2023, de https://www.unwto.org/es/glosario-terminos-turisticos#:~:text=El%20turismo%20es%20un%20fen%C3%B3meno,personales%2C%20profesionales%20o%20de%20negocios.

Orgaz Aguëra, F. (2013). El turismo comunitario como herramienta para el desarrollo sostenible de destinos subdesarrollados. Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas. https://doi.org/10.5209/rev_noma.2013.v38.42908

Oscar De la Torre Padilla. (1980). El turismo: Fenómeno social (1.a ed.). Fondo de Cultura Económica.

Terry Gregorio, J. R. (2011). Cultura, identidad cultural, patrimonio y desarrollo comunitario rural: una nueva mirada en el contexto del siglo XXI latinoamericano. Contribuciones a las Ciencias Sociales. Recuperado de www.eumed.net/rev/cccss/12/

Terry Gregorio, José R. (2019). Inventario de recursos turísticos. Recuperado de https://terryconsultores.com/2019/03/13/inventario/

UNESCO. (1982). Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales. México: UNESCO. Recuperado de https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000052505_spa

4 comentarios en “Turismo cultural comunitario”

  1. estoy haciedo algo igual en algunos municipio en guatemala turismos cultural comunitario. visitas en fabricas de muebles jardines de cultivos de flores taller de arte textil y otros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de las novedades en cuanto a nuestros cursos y artículos.

Scroll al inicio